Una guía para principiantes sobre las pruebas de penetración de sitios web

Una guía para principiantes sobre las pruebas de penetración de sitios web

En el mundo digital actual, cada día se desarrollan y se lanzan a los usuarios más y más aplicaciones web. Obviamente, esta es una gran noticia para los consumidores y para quienes confían en estas aplicaciones.

Sin embargo, estos no están exentos de problemas.

Por cada línea de código que se escribe para una aplicación web (o para cualquier otra cosa), existe la posibilidad de que se produzcan errores, lo que también aumenta el riesgo de seguridad de estas aplicaciones.

Además, estos errores pueden ser costosos de corregir si no se detectan con la suficiente antelación. Aquí es donde entran en juego las pruebas de aplicaciones web.

Si no está seguro de qué son las pruebas de aplicaciones web o qué implican, esta guía es para usted. A continuación, veremos con más detalle lo que implica la prueba de aplicaciones web y los pasos que puede seguir para realizar una evaluación eficaz de sus aplicaciones.

¿Qué son las pruebas de aplicaciones web?

Comencemos por desarrollar una comprensión fundamental de lo que son las pruebas de aplicaciones web.

En pocas palabras, esta es una práctica de prueba de software utilizada para probar aplicaciones web en busca de errores potenciales. También puede ejecutar pruebas web en sitios web completos para asegurarse de que estén funcionando con eficacia.

Es importante completar una prueba de cualquier aplicación basada en la web antes de ponerla en funcionamiento porque, como mencionamos anteriormente, encontrar errores demasiado tarde puede ser costoso. Además, desea que su nueva aplicación web sea lo más eficaz y eficiente posible en todo momento.

Esencialmente, cualquier aplicación web debe verificarse completamente de un extremo a otro antes de que los usuarios puedan verla en vivo. Por lo tanto, al realizar pruebas de aplicaciones web, una empresa puede asegurarse de que todo funcione correctamente y se pueda disfrutar y utilizar en tiempo real.

Cómo realizar una prueba de penetración de aplicaciones web

Hay seis etapas diferentes para las pruebas de aplicaciones web y estas pueden formar una lista de verificación útil que incluye:

  • Prueba de funcionalidad
  • Pruebas de usabilidad
  • Prueba de interfaz
  • Pruebas de compatibilidad
  • Pruebas de rendimiento
  • Pruebas de seguridad

Ahora veremos cada una de estas etapas con más detalle para ver qué está involucrado y por qué cada una es importante para el éxito general de la prueba de la aplicación web.

Paso 1: prueba funcional

El primer paso está diseñado para garantizar que se prueben todas las funciones de una aplicación. Esta parte de las pruebas es esencialmente un proceso de aseguramiento de la calidad (QA) para confirmar que todas las funciones de la aplicación web se comportan como se esperaba.

Esto sucede en el código fuente donde el sistema se prueba con los requisitos funcionales y las especificaciones que se han establecido.

Además, durante esta etapa del proceso de prueba, el uso real del sistema se simula para que sea lo más cercano posible al uso real del sistema. Esto ayuda a crear las condiciones de prueba más cercanas a los requisitos del usuario y a lograr los resultados más precisos.

La etapa de prueba funcional en sí se puede dividir en cuatro pasos que generalmente incluyen:

  • Identificar qué funciones se supone que tiene la aplicación web
  • Entrada y entrada de datos
  • Realización del caso de prueba
  • Analizando los resultados

Paso 2: pruebas de usabilidad

Esta siguiente etapa del proceso de prueba va más allá de la simple prueba de funcionalidad e implica probar la funcionalidad junto con la experiencia general del usuario.

Esto lo puede hacer internamente el equipo existente o incluso puede contratar probadores externos, aquellos que se ajustan a su base de usuarios potenciales, para que lo prueben por usted.

Las pruebas de usabilidad siguen una estructura similar a la etapa de funcionalidad que describimos anteriormente y se divide en estos cuatro pasos:

  • Desarrollar una estrategia de prueba que garantice que se examinarán todas las funciones relacionadas con la usabilidad. Por ejemplo, navegación y contenido
  • Encontrar participantes de la prueba, ya sea que opte por hacer esto interna o externamente
  • Ejecución de la prueba con observación experta
  • Analizar los resultados y luego mejorar la usabilidad en consecuencia

Paso 3: prueba de la interfaz

La tercera etapa del proceso de prueba es la prueba de la interfaz, que es necesaria para garantizar que todas las interacciones entre el servidor web y las interfaces del servidor de aplicaciones se ejecuten sin problemas. Esto significa verificar los procesos de comunicación y asegurarse de que se muestre cualquier mensaje de error cuando sea necesario. Otro aspecto que se pondrá a prueba en esta etapa es que las interrupciones, ya sean del usuario o del servidor, se están gestionando correctamente.

Paso 4: prueba de compatibilidad

Una parte importante de las pruebas de aplicaciones web es asegurarse de que sean compatibles con diferentes navegadores, sistemas y dispositivos. Como tal, hay tres elementos clave que deben probarse en esta etapa:

  • Compatibilidad del navegador: garantizar que la aplicación web funcione correctamente en diferentes navegadores.
  • Compatibilidad del sistema operativo: comprobar que la aplicación web funciona correctamente en diferentes sistemas operativos.
  • Compatibilidad móvil: garantizar que la aplicación web se ejecute en diferentes dispositivos y funcione igualmente bien en Android e iOS.

Existen varios navegadores y otras herramientas que se pueden utilizar en este momento para determinar la compatibilidad de su aplicación web.

Paso 5: prueba de rendimiento

Una vez que sepa que su aplicación web está funcionando correctamente y que es compatible con todos los navegadores, debe probar realmente cómo funcionará. Esto significa probar la aplicación contra varios factores diferentes, incluidas diferentes velocidades y cargas de Internet. En esta etapa se recomienda someter la aplicación a una presión creciente hasta que deje de funcionar.

Esto determinará su punto de ruptura.

Esto es importante para evaluar la capacidad de recuperación de su aplicación y ver cómo funciona en situaciones diferentes (y a veces estresantes). Al probar su funcionalidad en diferentes escenarios y configuraciones, también puede ver qué tan bien puede recuperarse de fallas.

Paso 6: prueba de seguridad

Por último, pero no menos importante, debe probar la seguridad de su aplicación web. Esto se hace para garantizar que su aplicación esté protegida contra accesos no autorizados y acciones o ataques maliciosos.

Para probar eficazmente la seguridad de su aplicación web, debe realizar los siguientes pasos:

  • Prueba de si se puede acceder a páginas seguras sin autorización
  • Determinar si las sesiones abiertas se cierran después de la inactividad del usuario y asegurarse de que esto suceda
  • Verificación de la capa de sockets seguros (SSL) de la aplicación para el cifrado y la verificación
  • Asegurarse de que los archivos restringidos no se puedan descargar sin autorización

Foto por MOSCA: D sobre Unsplash

#Una #guía #para #principiantes #sobre #las #pruebas #penetración #sitios #web

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.