Mejorar las relaciones con los clientes y mejorar el proceso de trabajo

Sucede. Terminas lo que crees que es un diseño extraordinario, lo empaquetas y lo envías al cliente. Está totalmente satisfecho con el trabajo que ha realizado.. El cliente, sin embargo, es no contento. Temes ver tu bandeja de entrada al día siguiente. El cliente cree que el diseño tiene deficiencias en algunas áreas y podría mejorarse. Te preguntas «¿Pero cómo?» Has pasado días refinando el diseño, buscando la perfección peinando cada centímetro varias veces. Para ti, el diseño fue impecable y completo. estas furioso. ¿Cómo alguien que sabe tan poco de diseño puede tener la osadía de cuestionarte? Inmediatamente, el proyecto se mueve hacia abajo en su lista de prioridades. Trabajar en eso es un lastre. El día que lo completas, sientes como si te hubieran quitado mil libras de encima. Pero finalmente se acabó… o eso crees.
[fblike]

Trabajar con clientes no tiene que ser una lucha continua. Comunicarse constantemente con sus clientes y educarlos a lo largo del proyecto puede marcar una gran diferencia. Como diseñador, hay más en su trabajo que simplemente sentarse detrás de la pantalla de una computadora y mover píxeles.

Las contribuciones de los clientes impulsan sitios web exitosos

Nunca dé por sentadas las contribuciones de los clientes. Un cliente que lo contrata para diseñar y desarrollar su sitio web y no dice una palabra durante el proceso es alguien que dejará que el sitio web se caiga de bruces el día que se lo entregue. Del mismo modo, un cliente apasionado por su sitio web y que brinda información continuamente es alguien que seguramente cuidará el sitio web mucho después de que termine su trabajo. Antes de iniciar un proyecto, inspira al cliente para que te proporcione tanta retroalimentación de calidad como sea posible. Recibir un nuevo correo electrónico cada 10 minutos es extremadamente irritante, así que antes de que el cliente se exceda, indícale cómo enviarte comentarios. Hágale saber al cliente que combinar todos sus comentarios e inquietudes en un correo electrónico detallado es mucho más fácil de comprender que 100 correos electrónicos cortos.

Esquema de la participación del cliente

Algunos clientes, si bien brindan excelentes comentarios, pueden no saber o comprender qué más se requiere de ellos durante el proyecto. Si no proporciona pautas o expectativas sobre su participación, asumirán que lo tiene todo cubierto. Lo más probable es que, si el proyecto está en marcha durante un mes y luego le asignas una tarea al cliente, este se frustrará. Es posible que el proyecto deba suspenderse hasta que el cliente se dedique a su tarea y, como resultado, es posible que el proyecto no cumpla con su fecha límite. El esquema para el cliente es exactamente lo que se requiere de ellos durante y después del proyecto. Hágales saber que necesitan determinar el objetivo general del sitio web y que están a cargo de asegurarse de que este objetivo se cumpla durante la vida útil del sitio web. Si están proporcionando el contenido para el sitio web, infórmeles cuándo se necesita el contenido y que es su trabajo mantener el contenido actualizado periódicamente. Brindarle retroalimentación es un buen comienzo, pero la participación del cliente no termina ahí.

Mantenga al cliente involucrado

Nada se mete debajo de la piel más rápido que un cliente que pide constantemente actualizaciones de progreso. El hecho es que se le paga para completar un trabajo, y el cliente tiene derecho a saber cómo van las cosas, y su responsabilidad es asegurarse de que está haciendo lo que se le paga. Antes de que un cliente tenga la oportunidad de preguntar, proporcióneles algunas respuestas: cree un cronograma del proyecto que describe específicamente las fechas en las que espera completar ciertas partes del proyecto. También incluye en el cronograma las fechas en las que necesitarás cosas del cliente, por ejemplo, redacción, para evitar obstáculos.

Cronograma del proyecto

No espere hasta las fechas especificadas para comunicarse con el cliente; mantenerlos involucrados durante todo el proceso. Al armar un diseño y diseño, envíe un correo electrónico periódicamente para informarles cómo van las cosas y adjunte también un informe de progreso. Obtener todos sus aportes al principio (como mencionamos anteriormente) te evitará dolores de cabeza más adelante. El cliente estará feliz de ver progresar el proyecto y no seguirá molestándote.

Demuéstrele al cliente que sabe lo que hace

Cuando le pagan por hacer un trabajo, el cliente quiere saber que está obteniendo el valor de su dinero y rápidamente lo evalúa. En el momento en que sientan que no están recibiendo el valor de su dinero, tomarán el asunto en sus propias manos y comenzarán a dar órdenes. Comienza con una solución simple aquí o allá, pero en poco tiempo el cliente se hace cargo de todo el proyecto, lo que te hace preguntarte por qué te contrataron en primer lugar.

Demuestra al cliente que eres un expertot y saber lo que está haciendo. Si un cliente cuestiona una de sus decisiones, hable con él profesionalmente y llegue a un compromiso adecuado en lugar de seguir ciegamente su solicitud. Como diseñador, debe abogar por el mejor interés del usuario. No permita que un cliente anule su decisión sobre un problema sin razón aparente, especialmente si podría interrumpir la experiencia del usuario. Explícales cómo y por qué has tomado tus decisiones. Demuéstreles que usted es, de hecho, un profesional y que bien vale su costo.

Trabajar con el cliente, no contra

Naturalmente, un cliente tendrá preguntas sobre su sitio web. Cuando un cliente haga una pregunta, haga todo lo posible por responderla en términos que puedan entender y respalde sus respuestas. No adopte la actitud de que el cliente ha hecho una pregunta ridícula y evite los términos de la industria que el cliente podría no entender. Recuerda que no importa lo frustrado que estés, el cliente solo está tratando de ayudar y, en última instancia, solo quiere el mejor sitio web posible. A veces, los clientes simplemente tienen dificultad para comprender lo que intentas explicar. En tal situación, no estaría de más proporcionarles algunos ejemplos, estudios de casos o métricas de rendimiento para apoya tu respuesta. Podrías dar vueltas durante días tratando de explicar algo verbalmente a un cliente cuando un simple ejemplo hubiera logrado la misma tarea en minutos.

Construya una relación abierta

Un cliente nunca debe tener miedo de acercarse a usted, ni debe sentir la necesidad de tomar el asunto en sus propias manos. Por lo general, cuando se hacen cargo, el proyecto sufre porque el cliente tomará decisiones sin su participación. Por ejemplo, cuando los clientes solicitan que se agreguen campos de formulario adicionales, generalmente tienen un motivo oculto. Haz tu mejor esfuerzo para descubrir este motivo y abordar su verdadera preocupación, porque puede haber una solución mejor y más lógica que esa. Una relación abierta con el cliente lo invita a acudir a usted con cualquier pregunta o inquietud y fomenta una relación de trabajo que combina su conocimiento con su experiencia en diseño y desarrollo. Las conversaciones con el cliente deben ir en ambos sentidos y no deben obligarlo ni permitirle tomar una decisión inadecuada.

Enfatice el valor del sitio web

El cliente debe comprender que el valor de un sitio web no está en el diseño llamativo o las imágenes bonitas, sino en el contenido y la sustancia. Como diseñador, es posible que deba diseñar el sitio web para el cliente de la manera más sencilla posible. Nadie visita un sitio web para admirar el diseño y el diseño. Los usuarios visitan sitios web por su contenido.

Escribir contenido valioso

Conduzca este punto a casa con el cliente. Cuanto antes entiendan el valor del contenido, antes comenzarán a centrarse en el mensaje del sitio web y no se encogerán de hombros. Incluso puede estar en el mejor interés del cliente contratar a un redactor experto. Después de todo, lo están contratando para crear un sitio web profesional, entonces, ¿por qué quedarse corto con el contenido?

Explicar cómo mantener y mejorar el sitio web

Uno de los mayores problemas con los sitios web es que rara vez se actualizan después de su lanzamiento. Entonces pueden quedar obsoletos rápidamente y no cumplir con las expectativas. Por supuesto, cuando un sitio web fracasa, el cliente lo ve como culpa tuya y te culpa a ti. Explique al cliente que cada sitio web necesita una actualización periódica y que estas actualizaciones deben continuar durante su vida útil. Cuando estas actualizaciones se vuelven irregulares o se detienen por completo, el sitio web se estanca y su valor disminuye. Convencer al cliente de enorgullecerse de su sitio web actualizándolo continuamentedirigiendo el tráfico hacia él, conectando con los visitantes y, en general, poniendo el esfuerzo necesario para que dure.

Comunicar, Comunicar, Comunicar

Sobre todo, debe comunicarse con el cliente en un regubase larga. La comunicación es la columna vertebral de toda relación exitosa con el cliente y permite que cada parte exprese abiertamente preguntas, inquietudes e ideas. Sin una comunicación regular, los proyectos a menudo se desvían, los plazos se pierden y las relaciones se deterioran gradualmente. Hable con los clientes y manténgalos involucrados. Manténgalos informados regularmente del progreso del proyecto y de cualquier cambio que ocurra. Comuníquese claramente: explica cómo y por qué tomaste cada una de tus decisiones. También podría enseñarle al cliente cómo realizar un mantenimiento continuo una vez que se complete el proyecto. La comunicación puede ser difícil, pero el tiempo que se le dedica fácilmente puede marcar la diferencia entre un sitio web próspero y uno desolado.

ComunicarOtros artículos:

(al) (ik)

[fblike]

#Mejorar #las #relaciones #con #los #clientes #mejorar #proceso #trabajo

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.