Lluvia de ideas: vaya a la búsqueda de ideas utilizando estos cuatro métodos

Lluvia de ideas: vaya a la búsqueda de ideas utilizando estos cuatro métodos

Muchos campos ocupacionales solo funcionan gracias a las personas creativas y su realización de ideas innovadoras. Para generar mejores resultados, a menudo recurrimos a técnicas creativas que prometen una mayor tasa de éxito. La lluvia de ideas es una de ellas.

La lluvia de ideas se utiliza a menudo para encontrar soluciones a problemas determinados en un grupo. Pero, ¿y si el método tradicional no funciona? Queremos que estas cuatro alternativas le den nuevos impulsos y le ayuden a reactivar sus células cerebrales.

© Rawpixel.com / shutterstock.com

El clásico de la generación de ideas: lluvia de ideas

Aparte de la lluvia de ideas, el mapeo mental es otra de las llamadas técnicas clásicas. Ambos se utilizan para encontrar soluciones a problemas lo más rápido posible. Tanto durante los estudios como durante la vida laboral, las técnicas creativas son muy populares. Debido al intercambio mutuo de pensamientos, las ideas de los participantes se acumulan y luego se desarrolla una estrategia eficiente. Sin embargo, esto a menudo causa problemas que seguramente suenan familiares: por un lado, las reuniones suelen ser espontáneas y de última hora. Además de eso, muchos estudios demuestran que este tipo de generación de ideas puede volverse contraproducente bajo los siguientes criterios:

  • Los miembros del equipo pueden bloquearse entre sí
  • Tienen inhibiciones con respecto a sus superiores.
  • Las condiciones creadas tienen un efecto adverso en los participantes.

Sin embargo, si una empresa o el jefe se asegura de que el entorno sea óptimo, la lluvia de ideas tradicional puede conducir al éxito. Los expertos creen que debe asegurarse de que el tamaño del grupo no supere los ocho miembros. Si demasiadas personas participan en la generación de ideas, se bloquean entre sí y no se puede encontrar un hilo común. Para ofrecer diferentes elementos en los que pensar, también es beneficioso que los participantes trabajen en varios campos. El especialista en TI aporta información que es distinta a la del administrador de recursos o la del contador. Todavía pueden desarrollar una estrategia que impulse la eficiencia del negocio.

Sin embargo, si la variante clásica no le resulta satisfactoria, debería probar una de las cuatro alternativas que le presentaremos aquí:

1. Escritura de ideas

El clásico de la generación de ideas: lluvia de ideas

© REDPIXEL.PL / shutterstock.com

La escritura de ideas puede funcionar de diferentes maneras: en la versión clásica, también te encuentras con tus compañeros de equipo. Sin embargo, las ideas no se comunican verbalmente, sino que se escriben en una hoja de papel. Una vez que todos anotaron sus ideas, las hojas se pasan al compañero de asiento para que pueda agregar sus pensamientos. Esto crea una base para una discusión, que el grupo puede usar para avanzar en el proyecto.
En los últimos años, la tendencia cambió hacia un cuaderno colectivo. Aquí, hay un cuaderno público para que todos ingresen sus ideas o cada trabajador tiene un cuaderno creativo privado. Editores como el brandbook.de alemán han lanzado un cuaderno para trabajadores creativos, que está repleto de ilustraciones inspiradoras, que proporciona las condiciones adecuadas para la creatividad. Allí, puedes escribir tus notas e inspiraciones espontáneas. Después de cierto tiempo, el grupo presenta las soluciones y las discute.

2. Brainwalking

El movimiento beneficia tanto al cuerpo como al espíritu; esta afirmación es muy conocida. La actividad física no solo ayuda a mantener el cuerpo sano, sino que una mejor circulación sanguínea también conduce a una mayor creatividad. La caminata mental se usa de manera eficaz cuando se colocan en la oficina rotafolios con un tema cada uno. Cada trabajador mira los rotafolios individuales, anotando todas las ideas espontáneas que se le ocurren. Una vez que todos los miembros terminan, los resultados se generan juntos.

3. Enjambre de cerebros

Como todos sabemos, un grupo está formado por diferentes personajes y diferentes formas de trabajar: hay extrovertidos e introvertidos, que abordan un problema desde arriba o desde abajo. El enjambre de cerebros le da a cada miembro la oportunidad de trabajar por su cuenta, sin estar expuesto a las reglas de otros participantes. El problema con el enjambre de cerebros es que los colegas extrovertidos lideran la discusión, mientras que los introvertidos permanecen en un segundo plano. Sin embargo, cada empleado debería poder aportar sus propias ideas.

Con un enjambre de cerebros, la portería se utiliza como cabecera. Después de que se haya anotado, los recursos necesarios se anotan y se colocan en la parte inferior de la pizarra magnética. Ahora, los trabajadores tienen un cierto período para colocar sus propios post-its con sus creativas sugerencias en la pared. Este método fue desarrollado por el Dr. Tony McCaffrey estadounidense y se explica en detalle en este video.

4. Método Walt Disney

El famoso productor de cine no solo ha revolucionado el cine para niños, sino que también ha creado una técnica de creatividad que es muy popular. En este método, se asignan tres roles: el soñador, el realista y el crítico. Durante la generación de la idea, los participantes cambian entre los roles y miran el problema desde diferentes puntos de vista. Si bien el juego de roles puede no ser tan popular entre los trabajadores, la eficacia de la técnica está probada. Empiezas como el soñador, mirando la meta sin reglas ni límites. En el papel del realista, te concentras en la realización de las ideas. Al final, el crítico mira con escepticismo el problema y señala preguntas sin respuesta. Este orden se repite hasta que al crítico no le queda nada que criticar.

Muchas formas conducen a un resultado

Todas las técnicas que presentamos dejan mucho espacio para la generación de ideas, siempre que se realicen de manera objetiva. Si los participantes no se involucran, no se puede realizar un examen productivo del problema. Cuando se realizan correctamente, pueden reemplazar la lluvia de ideas tradicional en el sentido de que cada trabajador puede compartir sus propias ideas sin tener que temer a las críticas.

#Lluvia #ideas #vaya #búsqueda #ideas #utilizando #estos #cuatro #métodos

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.